La Democracia convertida en chiste

15 04 2011

Que, hoy no tenéis ganas de política, ¿verdad? ¿Y cuándo llegará ese momento? Si es que llega. Pocas veces nos preguntamos las cosas que en realidad más importan. Siempre somos yo y yo y yo y yo y luego yo y finalmente yo. Afortunadamente hay grupos reducidos de personas que piensan en cosas más grandes que sí mismos, muchas veces de forma equivocada y otras acertada. Voy a dejar de marearos la vista que se que duele, me está doliendo hasta a mí. Hablare claro.

Democracia señores, ¿alguien sabe de qué va? No, no va de un gobierno haciendo lo que quiere con una oposición del 80% de la población (Ley Sinde). Tampoco va de tocar cuestiones éticas o morales sin preguntar o al menos poner a votación al pueblo (Ley Anti-tabaco).  Va de un gobierno haciendo lo que quiere el pueblo. Si señores, el pueblo es quien en realidad tiene el poder. ¿No me creéis? Pues iré a Wikipedia.

Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo.

La traducción para Dummies seria “Os ponemos como lideres porque confiamos en ustedes, pero os tenemos vigilaos, sh, que en cuanto hagáis algo que no nos guste os expulsamos al exilio u os ahorcamos en la plaza, a elección del borracho del pueblo”.

Caballeros, esa es la Democracia pura y dura. Un gobierno vigilado y viviendo con miedo lamiéndole el culo al pueblo entero del que bebe. Un pueblo responsable y de pensamiento crítico. Individualista y colectivo a la vez. Lleno de opiniones y reflexiones. Un pueblo unido bajo unos objetivos comunes: Estabilidad del país tanto social como económicamente. Seguridad para la vejez. Promesa de trabajo para la juventud. Un país con gente como decimos en España: “Con dos cojones”. Ciudadanos de verdad.

Bien. Hora de mirarnos al espejo y ver si vivimos en ese país. La respuesta es absurdamente lógica: NO. ¿Y por qué?  Porque el ciudadano medio, incluyéndome a mí, está realmente muy cómodo con esta vida que llevamos. Una vida ocupada, como ya dije, con las cosas de nosotros mismos. Y la culpa no es nuestra. La culpa es del propio sistema que nos tienen hipnotizados con el consumismo y los medios. Es el sistema quien no quiere morir, es él el primero que reconoce que su existencia es perjudicial para la humanidad, que no se avanza correctamente así. Pero no hay otra forma en la que ellos puedan ser poderosos y ricos. Y lo saben. Incluso ese personaje ficticio llamado Dios lo sabe (perdón a los creyentes que me leen).

 

Ellos saben que están comprando coches lujosos y mansiones impresionantes sobre terreno de castillo de naipes. Lo saben. Pero están haciendo un grandioso trabajo. Entre el bipartidismo demencial que hoy día existe en muchísimos países (en el nuestro y en Estados Unidos es ya de risa), el consumismo, los medios, la crisis y las influencias religiosas están controlándonos como quieren. Y hacen con nosotros lo que quieren. Y no hablemos del todopoderoso nuevo Dios y demonio que lleva existiendo desde hace mucho tiempo, el dinero. De ese ya hablaré largo y tendido en otra ocasión.

Nadie es más esclavo que el que se tiene por libre sin serlo.

Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

Es el sistema el que quiere idiotizarnos aposta, el que desea que los sistemas educativos sean tan sencillos como sea posible. El que se enseñe muchas más cosas de forma aburrida, que no atraiga interés de la mayoría. Y que se enseñe lo básico, pero que no moleste. No estoy siendo dramático y catastrofista estoy siendo lógico. Es lo que haríamos si tuviéramos esa avaricia, esa ambición de poder. Prevenirnos de las moscas cojoneras.

–        Señor Xo, entonces está sugiriendo que nos levantemos contra el gobierno, hagamos casi una guerra civil mundial en contra de la versión autocrática de la democracia e instauremos una que realmente sea la merecedora de la humanidad, ¿Cierto?

–          Si Jimmy, esa es la idea. Si no se actúa podrían pasar cosas horribles.

–         Pero señor Xo. Usted tiene una idea de un mundo perfecto, los demás podrían tener otra. Incluso el mundo tan cruel y despiadado que usted dice que es el actual les gusta a ellos como modelo para perdurar.

–        Podría ser cierto. No lo niego. Pero para eso hemos de dejar de preocuparnos por el YO y empezar a pensar en el NOS. Queramos o no vivimos bajo un mismo planeta. Somos todos iguales. Deberíamos empezar a pensar en un sistema mundial que beneficie a toda la humanidad y no solo a un porcentaje minúsculo de ella (elite económica y líderes de compañías multinacionales).

–          Y, ¿Cómo podríamos empezar ese cambio señor Xo?

–          Internet pequeño Jimmy, internet es la salvación. Si perdemos la libertad de internet lo perderemos todo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: